Entrevisa Las Blast - ESPACIO ABASTOS
coworking, Madrid, estudio, fotografía, fotografia, diseño, talleres, eventos, local, alquiler
1972
page-template-default,page,page-id-1972,qode-social-login-1.0.2,qode-restaurant-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

¿Cómo estáis llevando la cuarentena? ¿A qué estáis dedicando el tiempo?

 

Aida: La verdad es que mejor de lo que me esperaba, aunque llevo un par de días que creo que no he vivido. De estos días que te dejan con una sensación rara, como si se hubiese doblado el tiempo entre las 09:00 de la mañana y las 00:00 de la noche y hubiese un tremendo doblez entre esas horas que no eres capaz de entender qué pasó. A parte de esos días, y sin ser tan dramática, me dedico a hacer pan, hacerme videos haciendo pan, producir cosas que todavía no se en que van a acabar.

Cris: Mal, no me gusta nada estar en casa todo el día. Por suerte en Viena tenemos cierta libertad de movimientos y podemos pasear con frecuencia y distancia. De todos modos, me dedico a leer y a comprar cosas online. También llamo mucho por teléfono y video; mi trabajo en la Universidad me tiene como al menos cuatro horas al día conectada pero no creo que eso sustituya una interacción social, es súper insatisfactorio al momento.

En este contexto de confusión, y rozando un poco la desesperación laboral ¿habéis sentido que aumentaba la competitividad, aunque fuese de manera virtual?

Aida: Hmm, siempre siento mucho el peso de la competitividad, creo que no ha cambiado de 0 a 100, ya había muchísima antes de todo esto. Ahora lo que creo es que todo el mundo está más pendiente y más visible, también se intenta generar mucho más contenido que antes no se había generado, como si de nosotres dependiera una continuación del consumo cultural. Esto no quiere decir que no esté de acuerdo, de hecho, en mi práctica, también entramos dentro de esos círculos, pero sí creo que simplemente ha cambiado el formato o la cantidad.

Cris: No, pero he sentido sobretodo mucha más presión por contar mejor lo que hago/hacemos, como si hubiese una necesidad demostrar que sí hago algo. Un poco la sensación de que estamos en el prime time de anuncios de la superbowl todo el día porque mucha más gente está dispuesta a consumir contenidos y eso me da agobio porque a mi nunca me ha interesado contar mejor lo que hago – si es que hago.

¿Cómo creéis que os puede afectar el problema que estamos viviendo actualmente frente a vuestro futuro?

Aida: Bueno, a nivel personal y profesional, la verdad es que va a ser difícil económicamente, justo ahora me he quedado con el principal medio de ingresos con el que contaba, y la ansiedad viene de ‘un no poder planear nada porque todo está en standby’. Creo que en mi también hay cierta ilusión de que esta es una oportunidad de poder dirigir mi carrera a lo que realmente quiero (lo que quiera que signifique esa frase).

Cris: No lo sé. A mi esto me da mucha ansiedad pensarlo porque hoy no veo cerca el momento de que se acabe ‘esta situación’ y entonces no puedo imaginar el futuro muy bien. Creo que será más o menos igual todo y luego habrá muchísimos documentales conspiranoicos sobre lo que realmente pasó (y eso me apetece mucho verlo).

 

¿Cuáles están siendo vuestras mayores dificultades? ¿Qué es lo más positivo que le encontráis a la situación?

Cris: Lo que más me cuesta es no moverme; me duele el cuerpo y como siempre tenido muchos problemas de espalda por estar sentada, ahora es todavía más difícil mantenerme bien. Creo que después de unas semanas de confusión, empiezo a encontrar una nueva rutina en estas condiciones, así que quizás lo más positivo hasta ahora sea darme cuenta de que hay una capacidad de adaptación inagotable y que seguirán surgiendo cosas e ideas.

Aida: No caminar, realmente echo mucho de menos ir caminando a sitios, aunque aprecio más que nunca los paseos al supermercado. Lo bueno es que tengo tiempo para hacer mucho pan y proyectos que tenía ganas de hacer. Aunque realmente todos están a medias todavía.

¿Os ha dado la sensación de una obligatoriedad de tener que producir? ¿Os habéis sumergido en algún proceso creativo?

Cris: Realmente no; era una presión que ya existía antes. No, ni pinto ni escribo ni hago nada nuevo más que intentar terminar cosas que ya estaban a medias y ni siquiera eso porque estoy todo el día agobiada.

Aida: Una de las cosas más divertidas que he empezado a hacer con la cuarentena es que cada día mi madre y yo nos ponemos un tema sobre el que tenemos que hacer un dibujo. Ella volvió a pintar hace poco y siempre pone temas dificilísimos como:COVID19. Al final acabo haciendo los dibujos a las 23:55, pero es una rutina bonita que nunca pensé que haría con mi madre. También doy clases de pan a mi padre y a amigues por video-tutoriales.

¿Hay algún pan que os haya salido especialmente espectacular?

Cris: No tengo horno en mi casa actualmente; pero hicimos pan de pita en la sartén y salieron bastante bien.

Aida: El otro día hice unas chapatas mientras me hacía unos videos que mandé a gente para enseñar cómo los hacía y la verdad es que me salieron mejor que nunca. Creo que exactamente duraron tres horas vivas </3