Entrevista a Tambourine - ESPACIO ABASTOS
coworking, Madrid, estudio, fotografía, fotografia, diseño, talleres, eventos, local, alquiler
2017
page-template-default,page,page-id-2017,qode-social-login-1.0.2,qode-restaurant-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

TAMBOURINE es una plataforma online creada para la promoción de la revista independiente. Su objetivo es descifrar el papel de la materia impresa en la cultura contemporánea, así como proporcionar a los lectores los últimos lanzamientos de revistas y conectar a la comunidad digital con productos impresos de la más alta calidad.

 

¿Cómo estáis llevando la cuarentena? ¿A qué estáis dedicando el tiempo?

 

Sara: Viviendo al día, sin hacer planes, y disfrutándolo. Estoy aprovechando este tiempo para ir más despacio, para desarrollar ideas para las que nunca había tiempo, y para leer con libretita cerca.

Silvia: Ya trabajaba desde casa y es cierto que está situación no ha trastocado en exceso mis rutinas, que procuro seguir, para no perder la noción del tiempo y es mi manera de poner un punto esperanzador a nuestro futuro inmediato. Procuro informarme todas las mañanas respecto a la situación, he empezado a hacer ejercicio en casa, leer, re-encontrarme con algún libro y revista de Tambourine y ver alguna entrevista interesante en live de Instagram.

 

En este contexto de confusión, y rozando un poco la desesperación laboral ¿habéis sentido que aumentaba la competitividad, aunque fuese de manera virtual?¿Cómo creéis que puede la situación de cara al futuro?

 

Sara: Sinceramente, he sentido más un movimiento de apoyo y solidaridad. Paradójicamente, diría que esta situación nos ha unido más que nunca, haciéndonos ver que formamos parte de la misma red y que dependemos los unos de los otros. No sé qué traerá el futuro pero esto me parece un buen punto de partida.

Silvia: Sobre todo en las primeras semanas observé un montón de iniciativas colaborativas, supongo que, con la intención de dar visibilidad, pero sí que resultaba un poco abrumador. Ahora, creo que el ritmo ha bajado un poco o yo he sentido la necesidad de desconectar un poco con toda esa vorágine de información. Respecto a la situación laboral, ya se venía observando una necesidad de cambio antes de la pandemia, y una tendencia a conciliar el trabajo y la vida personal. El trabajo desde casa o aunar en un mismo lugar el espacio de trabajo y el personal, era algo “común” entre el sector creativo, pero creo que esta situación va a significar un punto de inflexión respecto a esto en muchos otros sectores y cada vez más personas y empresas empezarán a prescindir del espacio de trabajo tipo oficina que conocemos hasta ahora. Es un arma de doble filo que puede servir también para horarios mucho más exigentes, y tal vez esto se convierta en una de las nuevas luchas sociales, pero bueno no nos adelantemos a los acontecimientos, hehe.

¿Cuáles están siendo vuestras mayores dificultades? ¿Qué es lo más positivo que encontráis en esta situación?

Sara: Lo más difícil ha sido aceptar que los planes que había hecho para los próximos meses no van a suceder. Son muchos proyectos, y muchas expectativas que se han esfumado como lágrimas en la lluvia. A cambio, tengo tiempo, y eso no tiene precio.

Silvia: Tal vez lo más complicado esté siendo precisamente no poder cambiar de aire de vez en cuando, para renovar energías, e ideas. Estoy acostumbrada a trabajar y pasar mucho tiempo en casa pero con sus salidas y cambios de contexto súper refrescantes. El aislamiento social puede ser muy práctico para producir y pensar, pero pasar tiempo con la gente fuera de una pantalla de videollamada y las sinergias aleatorias es justo es lo que a veces me aporta las mejores ideas. Lo más positivo de esta situación es que creo que puede servir como impás a la sociedad para replantearse muchas cosas que no estaban funcionando bien y que pueden cambiarse a partir de ahora.

 

¿Os habéis sentido “obligadas” a seguir produciendo? ¿Os habéis sumergido en algún proceso creativo?

 

Sara: Creo que sí hay una presión en ese sentido, orientado al sector creativo. Que por un lado me parece bien, porque se nos ha dado un tiempo que podemos aprovechar. Pero a la vez me parece antinatural y contraproducente alimentarnos de esta presión para producir. Personalmente, he sentido una necesidad, más que una obligación, y por ello sí he empezado a trazar ideas para dos proyectos distintos.

Silvia: Creo que esa sensación o exigencia, la tiene cualquier creativo cuando le surgen ciertos tiempos muertos. Pasa siempre, y esta situación ha podido agravar esa “ansiedad productiva” que es, como yo lo llamo. Personalmente he intentado que, sobre todo esta vez, no me afectará en exceso y más que producir más cosas, (supongo que esto lo rellena mi trabajo) me he dedicado a organizar proyectos pasados y renovar portfolio.

 

¿Salís a aplaudir religiosamente a las 20:00h?

 

Sara: Hay muchas maneras de valorar y agradecer el enorme trabajo y esfuerzo que está llevando a cabo el personal sanitario en España, y en el resto del mundo. Aunque salir a aplaudir me parezca un gesto muy bonito, personalmente no puedo
evitar identificarme más con la opción que consiste en asumir mi responsabilidad como miembro de una comunidad y no salir de casa.

 

Silvia: Las primeras veces me pareció super conmovedor. Vivo en una plaza con muchos edificios alrededor y la imagen era impresionante, me hacía depositar cierta esperanza en la raza humana, en la solidaridad conjunta y pensaba que a lo mejor todo esto servía para cambiar las cosas juntos. Super bonito todo.. Ahora y pasados los días en los que se repite una y otra vez religiosamente a la misma hora como una misa, con sus personajes impacientes que empiezan ya aplaudir a las 19:55 y tal vez, porque donde vivo se ha convertido en una especie de verbena a la española con sus “viva españa” y vitoreos a las patrullas de policía incluidos y otras connotaciones, no, ya no salgo. Por su puesto, eso no quiere decir que no apoye al sector sanitario y a todos los profesionales dejándose los cuernos con todo esto. Pero uff cuidado…