Entrevista backroom - ESPACIO ABASTOS
coworking, Madrid, estudio, fotografía, fotografia, diseño, talleres, eventos, local, alquiler
2174
page-template-default,page,page-id-2174,qode-social-login-1.0.2,qode-restaurant-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Después de este mes en casa, ¿cómo estáis?¿A qué estáis dedicando el tiempo?

Pues por nuestra parte no lo llevamos mal, ya estábamos bastante acostumbrados a trabajar a distancia, ya que con todos los clientes para los que trabajamos, excepto algunas reuniones y talleres que hacíamos junto a ellos por lo demás siempre trabajamos en remoto.

 

¿A qué dedicamos el tiempo?

Bueno en estos momentos ha habido de todo, hemos seguido trabajando impartiendo formación en universidades y escuelas para las que ya trabajábamos, cerrando proyectos que teníamos encima de la mesa y dándole impulso a algunos proyectos personales que durante situaciones normales se nos quedan más parados como:

BACANAL (https://bacanalcreative.com), una publicación online a través de la cual celebramos la creatividad desenfrenada sinmoderación.

Readers&Books (https://readersandbooks.cargo.site/), un proyecto a través del cual tratamos de apoyar a las librerías independientes en su situación cada día más difícil y más en los tiempos que corren.

Y sí, 😉 también hemos caído, nos hemos convertido en una especie de youtubers y exhibicionistas online en este tiempo, creamos hasta un festival online junto a nuestros amigos Javier Montañes (https://www.javiermontanes.com) y Somos Redonda (http://www.somosredonda.com/), que tiemble El Rubius jajaja

Podéis vernos, y sobretodo a los ponentes que dicen más cosas interesantes en http://www.oxigenafest.com/

Acostumbrados a trabajar juntos en un coworking, ¿os está costando trabajar en casa?

La verdad que no mucho. Si que echamos de menos el poder relacionarnos más y disfrutar además de un espacio como el de Abastos, donde todas las semanas tenemos bastantes impulsos a través de las actividades que desarrolláis.

Cuesta un poco el separar espacios, lo bueno de ir a trabajar a un espacio compartido son las conexiones y poder diferenciar el espacio de trabajo de el de casa, airearte un poco, ahora hace falta abrir más las ventanas.  

Para mucha gente está siendo complicado encontrar clientes debido a la situación de parón mundial, ¿os han salido proyectos a raíz de esto?

En ese sentido está siendo bastante más complicado, y en nuestro caso particular que ofrecemos un trabajo de diseño de marcas y comunicación parece acentuarse ya que hay muchas personas que no se plantean actualmente la creación de un nuevo negocio, por lo que mucho menos la creación de su marca y por ende su comunicación.

De todas formas nuestros proyectos suelen ser de largo recorrido por lo que con los clientes con los que teníamos un trabajo activo lo hemos seguido desarrollando también durante este momento.

Por otro lado si nos han surgido algunos proyectos de comunicación interesantes y comprometidos con la situación actual:

Por ejemplo hemos trabajado para Nagami.Design (https://www.nagami.design) ayudándoles en la comunicación de su cometido fabricando máscaras en 3d para profesionales sanitarios y también hemos trabajado para el Instituto Cervantes para lanzar una comunicación digital en estos días donde al estar distanciados “las palabras” se convierten en nuestra unión, representantes de nuestra cultura.

¿Os resulta más o menos sencillo concentrarte/inspirarte ahora que parece que solo hay tiempo para ello?

La verdad este tiempo ha sido como estar montados en una montaña rusa, tenemos cerca el Parque de Atracciones, pero no ha hecho ni falta salir…ah que no se podía !!!!

Si en un primer momento nos concentramos bastante, nos embarcamos en proyectos como el festival creativo online, mantuvimos reuniones con clientes que necesitaban comunicar durante los primeros momentos y por otro lado tratábamos de asistir a eventos o conferencias que se estaban haciendo en streaming….

Pasados los días, creemos que nos hemos encontrado un poco saturados de tanta información. Ha habido una masificación de contenidos, no en todos los casos inspiradores, por lo que llega un tiempo para pararnos de nuevo a pensar, que estamos haciendo todos y por supuesto también que pensamos hacer nosotros. Estamos generando “todos”, por supuesto nos incluimos, mucha basura digital, ¿Nos podríais decir donde se encuentran las plantas de reciclaje digitales? ¿Hay punto limpio? ¿Hasta cuando es necesario crear tantos nuevos contenidos? ¿Son útiles?

Os recomendamos en este sentido leer La Furia de las Imágenes de (Joan Fontcuberta), viene bastante al caso y es buena lectura para estos tiempos.

Bueno, pues un poco eso, nos ha dado tiempo a hacer pero también pararnos a pensar un poco.

 

¿Que va a ser lo primero que hagáis cuando podáis salir?

Pues si os decimos la verdad intentar retomar dentro de lo posible lo que hacíamos hasta ahora, y eso sí, pegar un buen abrazo a nuestras familias y compartir una (o porque no mejor varias) cervezas con vosotros por ejemplo.

 

De cuatro en cuatro personas eso sí….es lo que tiene la nueva normalidad que parece más anormal que normal.